miércoles, mayo 12, 2010

WONDERFUL!

Una voz en off muy muy rancia nos explica una historia sobre un dios y una princesa india que nos importa más bien poco. Conocemos a la voz en off y tenemos un dejá vu. Nos recuerda mucho a la protagonista de “Dead like me”: una joven amargada licenciada en Brown y trabajando en una tienda de souvenirs de las cataratas del Niágara. Partidazo.

La viva encarnación del sueño americano

“Te entiendo, tu vida es un asco”.

Aparece la familia en escena. Una panda de snobs adictos a los psiquiatras y sus recetas.

“Te entiendo, tu vida es una mierda”.

Una clienta tocanarices hace que el gerente, mucho más joven que tú, tenga que intervenir.

“Te entiendo, tu vida es horrenda”.

Coges una moneda de una fuente pública, una niña repelente te acusa de ladrona y la mandas a la mierda.

“Te entiendo, esas preadolescentes son unas cerdas y merecen morir”.

Abrazas fríamente a tu hermana y le dices que la quieres con una cara de circunstancia. Acto seguido le dices que no se acostumbre a esas chorradas y que sólo se lo dirás en días importantes, como aniversarios y bodas.

“Te entiendo, y eso que “I love you” no suena tan gayer como “te quiero”.


Los juguetes de tu tienda empiezan a hablarte y cantarte.

“No te entiendo, pero ya te amo”.

En conclusión, personaje principal genial, argumento de la serie, aún por determinar. Pero, ¿a quién le importa eso?








1 comentarios:

krys dijo...

A mi el piloto me gustó también. Absurdo lo de los animales que hablan, pero la prota mola. Las cosas que le suceden son distintas a lo normal y tiene una relación con su familia que puede dar mucho juego. Me quedé en el segundo episodio, pero la tengo que terminar!

Publicar un comentario